Tag Archives: Casa Batlló

Fin de semana de Sant Jordi en Barcelona: Visitando el centro (Parte 1/3)

28 Abr

Este año por fin he podido disfrutar de Sant Jordi, la gran fiesta del libro de Barcelona en la que se reúnen más de 300 escritores para firmar sus últimos libros. Pero como llegué el sábado bien temprano por la mañana, a las 9:00 ya estaba allí así que imaginaros mi madrugón, pude disfrutar de la Ciudad Condal.

Una vez que deje la maleta en casa de mi amiga, nos fuimos para el centro y me enseño sus lugares favoritos. Empezamos en el barrio gótico, en concreto por el colegio de arquitectos en el que se pueden ver tres murales de Picasso, además está cerquita de la catedral, a la cual no pudimos entrar porque estaba cerrada y para cuando abrían de nuevo ya no nos daba tiempo.

A la vuelta del colegio de arquitectos está el fotomosaico “El mundo nace de cada beso” de Joan Fontcuberta. El mural está compuesto por 4000 azulejos, y en cada uno hay una fotografía que mando la gente. Cuando pidieron participación pedían fotos que llevaran “un momento de libertad”. Desde lejos se ve claramente el beso, pero una vez que estas enfrente ya puedes visualizar las fotos individuales.

Continuamos nuestra visita en la casa del Arcediano, en la cual el día del corpus visten la fuente del patio de flores y ponen en la punta del chorro un huevo que está bailando todo el rato al son del agua. En el piso superior de la casa se ven muy bien algunos de los detalles de la fachada de la catedral.

Desde aquí pasamos al claustro de la catedral, lo que más me llamo la atención ha sido encontrar ocas, que según he investigado hay 13 y representan los años que tenía Santa Eulalia cuando fue martirizada. Otra cosa que me gustó mucho fue la fuente, que en la punta está San Jordi matando al dragón.

Nos dirigimos a la plaza de Sant Felip Neri, en el que se puede ver las marcas de las bombas de la guerra civil, cuando bombardearon este sitio murieron 42 personas, de las cuales la mayoría eran niños ya que es un colegio. Este es uno de los sitios favoritos de mi amiga Pili.

Hemos estado también en la plaza dónde han rodado la serie “La Catedral del Mar“, que tengo ya ganas que la den por la tele, además de la catedral que lleva este nombre al haber sido construida por los marineros que vivían en ese barrio, lo que más llama la atención es la altura y el rosetón de la vidriera. Pero antes de llegar a la catedral pasamos por la plaza de Sant Jaume dónde se encuentran el Ayuntamiento y el palacio de la Generalitat, en cuya fachada se puede ver a Sant Jordi con el dragón, parece que al ser su fin de semana me llevaron por muchos sitios en los que aparecía.

Básilica de Santa María del Mar

No sale muy bien la foto porque estaban cerrando y no pude sacarla mejor. Lo siento

Nos acercamos hasta el “El Born“, en la actualidad es el centro de cultura y memoria, pero anteriormente fue un mercado. Ahora se puede ver una exposición sobre el “Mercado, experiencias de vida”, por eso hay un carromato a la puerta, ya que era la forma que tenían de transportar las cosas hasta el mercado en su época. También suelen hacer en él algunas obras de teatro. Me contó Pili que en su interior se ha encontrado un yacimiento arqueológico de las casas de esta parte del barrio de la Ribera del 1700.

Seguimos por el paseo de Gracia hasta que llegó la hora que teníamos reservada para visitar La Casa Batlló, está diseñada íntegramente por Gaudi. El exterior está inspirado en un dragón y el interior en el fondo marino y sus animales.

Cuando entras te dan un audio guía muy curiosa, en la que no solo escuchas la información sobre la casa, sino que también ves una especie de video. Cuando estas en una sala vas enfocando los sitios y en algunos hay una recreación por ejemplo de cómo estaba amueblada la casa o las ventanas que recuerdan al caparazón de una tortuga, salía una tortuga nadando de la ventana.

Todo el interior de la casa está creado de una forma ergonómica para que fuera lo más cómodo posible para sus habitantes, además de estar inspirada en el fondo marino y sus animales. Por ejemplo, en el desván los arcos que lo soportan hacen parecer las costillas de una ballena. En la azotea lo que más llama la atención son las chimeneas del edificio, que Gaudí las camuflo de una manera muy bonita haciéndolas con forma.

Por ser Sant Jordi estaba todo el exterior decorado con rosas rojas y en el interior había una lluvia de pétalos que simboliza la sangre del dragón que mató Sant Jordi de la cual nació la rosa típica de este día.

De aquí nos fuimos a comer al Mussol, un restaurante muy bonito y en el que la comida está muy rica, según pasas al comedor se ve la cocina a la vista y a todos los cocineros haciendo su trabajo. Yo me decante por unos canelones de carne caseros que estaban deliciosos y mi amiga por unos huevos rotos con jamón. Una vez terminamos de comer nos fuimos para casa para descansar un poquito antes de ir al concierto de Roger Berruezo, que puso el broche de oro a un día estupendo.

Anuncios